#CLF4Treviso: Vakifbank y Conegliano en la final

El Vakifbank Instanbul de Turquía y el Imoco Volley Conegliano de Italia disputarán la final del Final Four de la Champions League en Treviso.

Vakifbank 3 Eczacibasi 0: 25-20; 26-25; 25-22 

El Vakifbank llegaba como ligero favorito a este duelo y así lo confirmó, casi sin despeinarse acabó con las aspiraciones de un Eczacibasi que nunca llegó al partido. La atacante china, Zhu Ting, estuvo en una noche demoledora y lideró la ofensiva del cuadro ganador con 24 puntos, llevándose una vez más todas las palmas de los hinchas que se dieron cita en el coliseo. La holandesa Lonneke Sloetjes también aportó en esta victoria para el cuadro de Giovanni Guidetti, la opuesta anotó 14 unidades.

Mientras que en el lado del Eczacibasi no se vio un juego de equipo, cada una aportaba lo que podía pero no había orden en el campo, nada pudo hacer Massimo Barbolini para calmar a las jugadoras, incluso ya se especula que más de una no estaría de acuerdo con las decisiones del italiano. Eso sumado a la poca efectividad del equipo en ofensiva (ataque y bloqueo) y los errores, dieron como resultado este catastrófico marcador que lo dejará peleando por el tercer lugar.

Imoco Volley Conegliano 3 Dinamo Moscú 1: 25-18; 25-15; 15-25; 27-25

Conegliano hizo pesar su localía y aliento de su hinchada, dos sets se demoró el Moscú en salir del aturdimiento en el que quedó sumergido, y a partir de ahí el juego se tornó emocionante y mantuvo a todos los espectadores al filo de su asiento.

Los primeros dos parciales fueron conseguidos por ‘Las Panteras’ de manera contundente, sin embargo en el tercer set un Dinamo decidido salió a demostrar porque había llegada a esta instancia. Y con una mejor orden del bloqueo y saque agresivo pudo sacar a relucir sus mejores armas. Lamentablemente para las rusas, el elenco italiano tenía dos armas de fuego por las esquinas, Kelsey Robinson y la inacabable Serena Ortolani, quienes se jugaron un partidazo.

La ‘jugada’

En el cuarto set el Dinamo Moscú estaba a un punto de obligar a un tie-break, y de hecho estuvo a unos milímetros de conseguirlo, de no ser por la mano milagrosa de la armadora polaca Katarzyna Skorupa, quien en una reacción felina salvó al Conegliano.

La final se jugará mañana a las 18:00 hora local y será la primera vez que ambas escuadras se enfrenten en un Final Four por el título.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: