RECUPERANDO LA MEMORIA (I)

En esta oportunidad y en relación a nuestra anterior columna publicada hace unos días con  la denominación de : “Las dos caras del voleibol peruano” consideramos oportuno remontarnos  veintiséis años atrás sin la intención de seguir viviendo de recuerdos sino de recuperar la memoria  con algunos de nuestros aportes formulados el  veintitrés de abril de 1991 en ocasión de la llegada a la conducción de la Federación  Peruana de Voleibol de una Comisión Reorganizadora designada por el IPD  sin ningún sustento legal por cuanto no estaba contemplada en  la entonces Ley  General del Deporte No.328 y que en todo caso ciñéndose a la normativa internacional (FIVB)  y en base a lo señalado  por los propios Estatutos e la FPV era una prerrogativa de  su propia Asamblea de Bases y no del IPD.

 

En aquella oportunidad  formulamos por escrito una propuesta integral que entregamos al Presidente de dicha Comisión  Reorganizadora Luis Moreno Gonzales  el día  veintitrés de abril de 1991 con la denominación de :REESTRUCTURACION  ADMINISTRATIVA,ORGANIZATIVA Y TECNICA  DEL VOLEIBOL PERUANO” y que transcurridos veintiséis años traemos a colación con la finalidad de demostrar la tremenda involución que a lo largo de dos lustros y medio y algo más se ha producido en el voleibol peruano y que lo ha llevado al momento crítico que hoy esta viviendo.

 

Obviamente no pretendemos extendernos reiterando la publicación  de las veintiun páginas que consta la propuesta   de la referencia sino  reiteramos aguzar la memoria  trayendo a colación en esta primera entrega la parte introductoria de la misma, un análisis comparativo con la actualidad. En aquella parte introductoria decíamos lo siguiente:

 

INTRODUCCION.-

 

1-Que resulta imprescindible llevar a cabo  una profunda labor   de reestructuración total del voleibol peruano en todos sus niveles  y que dicha labor debe implementarse a partir de un cambio radical de los criterios de conducción  establecidos a partir de 1982 y hasta la fecha.

 

2.-Que dicha reorganización  debe hacerse a través de la elaboración de una Directiva  que fije pautas a seguirse estrictamente  y en forma gradual y progresiva en los siguientes niveles:

FEDERACION: ESTRUCTURA ORGANICA.-

Comité  Ejecutivo

Directorio

Consejo de Administración

Estrúctura Gerencial y corporativa.

Comisiones Permanentes y Temporales

Ligas Provinciales

Ligas Distritales

Liga Nacional De Voleibol: Femenina y Masculina.

Estatutos y  Reglamentos

Relaciones Internacionales

Seleccionados nacionales

Voleibol Masculino.-Planificación Estratégica y Metodológica

Voleibol Femenino.-Planificación Estratégica y Metodológica

Campeonatos Nacionales (Ligas)

 

3.-Que, es necesario enfrentar ésta problemática con pragmatismo y decisión  considerando que en estos últimos años (1980-1990) las bases de nuestro deporte  han venido resquebrajándose peligrosamente habiendo llegado a niveles  de  derrumbe considerando los errados criterios  de conducción en los diferentes niveles  del sistema que resumimos de la siguiente manera:

3.1- El manejo personalista y  unilateral de su conducción con un sistema presidencialista excluyente dejando totalmente de lado a la verdadera dirigencia de  Base   por considerarla un estorbo  para la consecución de sus fines y objetivos que obedecían a los intereses personales de los dirigentes de turno.

3.2- El tremendo desorden administrativo y la incapacidad  para poder lograr  de financiación propia para el desarrollo de los planes  y programas de la FPV  considerando la imposibilidad  de cubrir dichos costos con los fondos del Estado a través del IPD.

3.3-El deterioro total  de las relaciones de la FPV con las Ligas Provinciales y Distritales y con los Clubes ante el  total desgobierno de ésta  lo que ha generado un caos  administrativo, organizativo y moral en los estamentos de línea y en las bases que hoy devienen en un aporte nulo al deporte.

3.4-La terquedad y la  obstinación de los Cuerpos Técnicos   a cargo de los seleccionados nacionales  con el aval de una dirigencia sumida en un sistema trasnochado  de mantener un concepto  exitista y conservador en el manejo de los seleccionados adultos insistiendo en nombres ilustres que cumplieron su ciclo y por lo tanto negándose a realizar como lo han hecho las grandes potencias en el voleibol procesos progresivos de recambio lo que ha generado un total desequilibrio y desnivel  en nuestra capacidad competitiva  que nos han llevado a descender a un mediocre sexto puesto en la clasificación mundial.  A ello se suma  el hecho de no haber tomado las previsiones del caso  para suplir la ausencia de las deportistas  emigradas al exterior al nivel profesional la misma que por una parte fue propiciada  por la misma dirigencia para satisfacer intereses personales lo que desde el punto de vista humano trajo como consecuencia también una  fractura  generacional  complicada de cerrar..

3.5-En lo referente a los seleccionados de categorías de base: menores y juveniles en primer término se ha perdido totalmente la vertical de conducción que hace imperativo que el trabajo  de éstas se haga  en función de las necesidades  del seleccionado de mayores. Sin embargo  sucede que por un lado el Cuerpo Técnico de los seleccionados de menores y juveniles   desarrollan sus planes de trabajo  en función de sus propias necesidades  y en amplia descoordinación y clara discrepancia  con quien tiene a su cargo la conducción  del seleccionado adulto y de   otro lado éste último (Park) ha evidenciado reiteradamente un total desinterés  por los seleccionados promocionales.

3.6- Que bebe desterrarse el sistema de formar seleccionados nacionales  de menores mediante operativos   de laboratorio.  Debe quedar definido que la misión de la FPV  no es formativa sino la de convocatorias en base a criterios de captación que permitan la conformación de representativos para  las competencias internacionales, debiendo por lo tanto acceder a los seleccionados nacionales  aquellas deportistas que han hecho los méritos para esa distinción  en las competencias  locales.

3.7- Es evidente que la desesperación  por mantener  el GRAN CLUB DE LA FPV   ha cortado totalmente las relaciones  con los Clubes  y ha generado un tremendo descenso en el nivel competitivo de los mismos. Es imprescindible llegar   a una propuesta que satisfaga las necesidades de ambos y que se dicten las  reglas de juego  que sean CUMPLIDAS por AMBAS PARTES para motivar un profundo trabajo de canteras por parte de las instituciones del sistema.

3.8-Que, pese a las buenas intenciones  de dotar a la FPV y  su sistema  de un  Reglamento debidamente actualizado, el actual contiene muchas contradicciones y vacíos  que es necesario corregir y para ello adjuntamos nuestra  propuesta.

3.9-La calendarización de actividades totalmente ajena a las necesidades a nivel nacional e internacional en la que no se establecen los espacios para la preparación previa a las competencias ha generado una tremenda fractura de orden técnico que perjudica totalmente  a ambas partes (CLUBES Y FPV) insistiéndose en un trasnochado sistema de selecciones permanentes , y puntualizamos adicionalmente nuestra posición discrepante en lo referente  a los  Campeonatos Nacionales (Ligas) los cuales deben definirse si son promocionales o de  selección y competencia.

 

Hasta aquí ésta primera entrega  correspondiente a la parte introductoria de nuestra propuesta formulada hace veintiséis años y en nota posterior nos referiremos a los fundamentos de la misma.

Sin embargo consideramos necesario puntualizar algunas conclusiones que nos permiten comprobar  que a pesar del tiempo transcurrido no solo NO se trabajó en los correctivos del caso sino que el sistema involucionó peligrosamente estancándose en sucesivas gestiones en las que primó una improvisación irresponsable y la insistencia de un desembozado exitismo por necesidades mediáticas y sin ningún criterio técnico.

 

Una visión de los procesos transcurridos a lo largo de los veintiséis años, dieciséis de los cuales estamos afuera del circuito olímpico con la consiguiente pérdida de generaciones sucesivas,  deportistas, unas que llegaron tarde y otras nunca lo que demuestra  que en el voleibol hay una máxima irrefutable: LOS PROCESOS NO SE QUIEBRAN, SE CORRIJEN y a las  las pruebas nos remitimos:

1990-1993 Man Bok Park (Corea)

1994: Doug Park (Corea)

1995: Aguayo-Sato (Perú)

1996: Carlos Aparicio (Perú)

1997-1998: Luis Oviedo (Cuba)

1999: Carlos Aparicio

2000: Man Bok Park (Corea)

2001: Enrique Briceño (Perú)

2003-2006: Carlos Aparicio (Perú)

2007-2008: Enio Figuereido (Brasil)

2009- 2010: Kim (Corea)

2011-2012: Lucca Cristofani (Italia)

2012: Francisco Dos  Santos ( Brasil)

2013: Hoon (Corea)

2014-2016: Mauro Marasciullo (Brasil)

2017: Luizomar de Moura (Brasil)

 

Esta  es la prueba irrefutable de la manera como se improvisó de una  manera  irresponsable en el voleibol peruano y como se ha terminado destrozando nuestro sistema de selecciones de la categoría de alta competencia y la responsabilidad no es de los Técnicos que lideraron los procesos sino de los dirigentes que los contrataron los que  en una demostración de su incompetencia hicieron pedazos una historia en la que se pudo inscribir algunas páginas más de satisfacciones.

 

Otra historia  de este descalabro está referida al rubro de las selecciones de las categorías de base. En primer lugar somos conscientes de las limitaciones del biotipo físico de nuestras deportistas  a ello se suma que  la FPV cayó en el facilismo de improvisar procesos de masificación y de captación reemplazando a quienes dentro del sistema son los que tienen la obligación de realizarlos que son los clubes y bajo el pretexto de que éstos no garantizan el volumen de tiempo necesario en la preparación de las deportistas de este nivel y la problemática de la disposición de infraestructura adecuada para realizar la misma y esto  desmotivó a las instituciones que si invirtieron en el trabajo de cantera y disminuyeron a niveles impensados el espectro de  deportistas con requisitos para ser convocadas a  una selección, en lugar de  establecer las políticas para incentivar estos procesos y  requisitos  vía franquicias para poder acceder a una Liga Nacional de tener un desarrollo continuo de sus canteras y una infraestructura propia o alquilada para poder desarrollar los entrenamientos de las mismas y de sus equipos de competencia.

 

En  el proceso de estas categorías de base también se cayó en la improvisación irresponsable y en los procesos de  masificación y captación con criterios  totalmente errados  y de una  estructura que no permitió tener  grupos completos en las diferentes categorías. Un  caso que demuestra esta afirmación es el proceso que lideró entre 2010 y 2015 la Señora Natalia Málaga quien condujo los seleccionados Sub18, Sub 20 y en un momento la sub 23.  Con un contingente no mayor dieciocho jugadoras se la pasó durante cinco años armando y desarmando  equipos en los aéreo puertos para poder cumplir con los compromisos internacionales de ambas categorías.

 

Es cierto que en el Mundial de Thailandia de la categoría  sub 18 en el año  2009 estuvimos muy cerca de acceder a la final, el  casi casi mal endémico del voleibol peruano pero al final quedamos cuartos luego de perder tres veces la semifinal con China pero la pregunta es donde esta ese grupo? Cuántas jugadoras llegaron a un seleccionado de mayores? La respuesta es que fue un proceso como muchos sin ninguna visión de futuro, una generación más perdida..

 

Finalmente el toque al fondo de la FPV en estos últimos años con el aval de la Confederación Sudamericana de Voleibol que  incluye en su calendario oficial un Campeonato Sudamericano SUB 15 sin ninguna relevancia ni trascendencia y con visibles ausencias como la de Brasil es la implementación en nuestro medio de un Torneo sub 12 con más de 60  equipos de los que se lleva a cabo un proceso de captación de una cantidad de niñas que carecen de los fundamentos básicos del voleibol y que físicamente no  reúnen  los  requisitos la mayoría para su proyección al voleibol de alto rendimiento. Esta no es una crítica  a quien tiene a su cargo este proyecto porque tenemos muy claro que el Profesor Hernán Artíeda es de las más altas calificaciones pero resulta que este es un trabajo que  corresponde definitivamente a los clubes del sistema. y adicionalmente una sub 15 hoy a cargo de la Sra. Málaga la que en honor a la verdad no  ubicamos como una técnica FORMADORA DE TALENTOS  trabajo que reiteramos no se realiza en selecciones nacionales sino en las canteras de los clubes.

 

En la próxima nota de esta secuencia entregaremos los fundamentos de aquella propuesta que hicimos hace veintiséis años y en la que se refleja como el voleibol peruano y sus dirigentes de turno perdieron el tiempo miserablemente y ahora los vigentes  siguen creyendo que la presencia como  Técnico de un respetable profesional  de Brasil que por cierto nos es un Magister en magia negra  sino un  técnico de voleibol les puede solucionar sus problemas. Nosotros seguiremos tratando de  hacer que el voleibol peruano RECUPERE LA MEMORIA, sus valores y sus principios.

HASTA LA PROXIMA

ES MI PALABRA

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: